Este soy yo

Me encuentro en la ultra del Gigante de piedra.

Con 50 km y alrededor de 1500 positivos en cada pierna.

Tras 10 km de subida de pista forestal (El cabezo de las cruces)

Con esa cara de: Esto es una broma? aún me quedaban 100km llenos de sorpresas para llegar a meta 

y qué cojones! va y me ofrecen una horchata! Estos de la gigante están mal de la perola. (algo habitual en esa zona) Estos no saben que soy fiel a mis potingues.

Me giro y Jesús (un colega fotógrafo) me dice de que había una tormenta a pocos kilómetros y que ya estaba descargando.

Ese día no llevaba paraguas, y menos mal que opté por hacer caso y por ponerme el chubasquero.

MENOS MAL!

La tormenta hizo pasar un mal rato a más de uno, por la localidad de Cortes de Arenoso.

GRANDIOSO DIA, PRECIOSO RECUERDO Y BONITA AVENTURA.


POR QUÉ ME DEDICO A ESTO


A los 19 años harto de antistamínicos y tras 4 años de heridas en la piel fue el punto de inflexión.

Tenía la piel tan jodida, que mi jefe por aquel entonces me dijo que me lo hiciera mirar.

NORMAL

Trabajaba casi desnudo en una piscina, y aquella piel dañada hacía un efecto de descuido personal

Aquello y otros sucesos me hicieron recapacitar y buscar una solución de forma urgente. YA Estaba hasta los cojones de aquella situación.

En un par de meses de eso fui diagnosticado y me pusieron la etiqueta de celiaco (celiático para los amigos cabrones)

Si, de esos que van a los restaurantes y no paran de ponerles pegas a los camareros con lo del gluten y la contaminación cruzada. Ya sabes a lo que me refiero.

Recuerdo perfectamente como miré a mi madre y le dije -Mamá, a partir de YA! se acabó el gluten para mi-

Y así fue, tajante y contundente.

A los días mi piel mejoró considerablemente, y en un par de semanas mis heridas habían sanado hasta el punto de no reconocer las zonas dañadas años que llevaban años en carne viva.

Y si, justamente ahí me di cuenta del puñetero PODER DE LA NUTRICIÓN

Ya No tenía que depender de unas pastillitas 

Me tan noté empoderado al solucionar mi problema que pensé -Si la nutrición me había ayudado a mi, yo podía ayudar a más gente como yo-

Enternecedor, verdad?

Ahí empezó a despertarme el gusanillo de formarme sobre nutrición y entrenamiento y poco tardé a darme cuenta de muchas incongruencias en el sector:

-Demasiadas recomendaciones por parte de profesionales y de entendidos

-Evidencias científicas justas 

-Grandes multinacionales haciendo lo que les daba la puñetera gana.


NOS HABIAN HECHO CREER QUE SABIAMOS DE NUTRICIÓN 

!Buena jugada! pero lo que en realidad somos es 

COMPLETOS EXPERTOS EN ABRIR LA BOCA Y QUE NOS METAN CUALQUIER COSA (yo cada día un poco menos) 


En fin ¿Quién iba a organizar todas esas ideas para que sean efectivas? Nadie? Cargado de emociones decidí seguir mi camino... y no fue hasta el COVID, cuando empiezo a enfermar y todo mi mundo se me va a la mierda.


Empiezo a Sangrar

Pierdo  11 kilos en total.

Dejo de salir en bicicleta 

Pierdo mi trabajo en el hospital 

Y acabo encamado 1 mes. 


No era capaz de mantenerme de pie un rato sin sangrar.

Y lo que era peor, no era capaz de sostener en brazos a mi hijo de de 11 meses, sin pensar que iba volver a sangrar.

Mi cuerpo arruinado 

Y mi cabeza?

En mi cabeza solo pensaba en dos cosas.
Mi familia y volver a salir con la bicicleta.

(…)

Tras mi diagnostico de colitis asquerosa. (C. Ulcerosa para los entendidos)
Empezó mi validación y puse en practica lo que había aprendido sobre entrenamiento y nutrición.

y


Te ha gustado la historia?

Quieres saber como hice para salir de aquel agujero negro?

Te gustaría saber saber cómo pasé de ser un puto cadaver a poder realizar ultras?

Te recomiendo que te apuntes a mi newsletter.
Ahí te contaré eso y otras historias sobre alimentación.

Qué tú también estás en un agujero y quieres salir? Suscríbete igualmente y contéstame el correo de bienvenida

Qué tú ya estás fuera de cualquier agujero pero quieres pegar palos a tus compañeros de la grupeta? Suscríbete y te lo voy contando (es gratis).